Mis reflexiones: “ctrl+z”

Estos últimos días en mis intensas clases de Edición y Tipografía, delante del ordenador, se descargo en mi cabeza, como por arte de magia una idea, como suele ocurrirme siempre cuando “descargo” según yo información importante que viene de algo o alguien externo a mi pero necesaria, aunque eso es otro rollo…

Algo tan simple como observarme utilizando las teclas ctrl+z, viendo como recuperaba una información perdida, borrada. Fue entonces cuando me pregunte, aunque parezca ridículo, si no habría alguna forma de que hiciéramos ese mismo procedimiento informático en nuestra vida real, la capacidad de realizar una especie de ctrl+z que nos devolviera aquello que creímos desaparecido.

La lógica que en mi cabeza esto tenía (y sigue teniendo), es que si en un mundo digital, informático, que al fin al cabo no deja de ser un micro mundo o realidad que nosotros mismos hemos creado, es totalmente posible y real recuperar algo que en teoría está borrado, ¿por qué en nuestra realidad física iba a ser menos?

La respuesta me la di yo misma, el único procedimiento parecido al ctrl+z que tanto me asombraba era el viaje en el tiempo, que también es otra historia…

Pero rebobinado un poco a mi anhelo de volver atrás y recuperar lo borrado, me di cuenta también de que esto no correspondía con las creencias en las que he estado sumergiéndome desde hace ya tiempo (y por culpa de Altay Rath) en las que el universo no hace nada por casualidad, todo lo manifiesta porque tu lo reflejaste así, todo tiene su propósito, hasta la pérdida de algo o alguien querido, hasta el cometer un error, y son completamente necesarios, incluso ese anhelo espontáneo de tener un ctrl+z en la vida “real”, que me llevó a compartirlo aquí sin saber quien lo leerá.

 

Anuncios

“DIE GLOCKE” (LA CAMPANA) – LA MÁQUINA DEL TIEMPO NAZI

LA CAMPANA:

Die_Glocke_(the_Nazi_Bell)

Fuente: Wikipedia.

Se trataba de un experimento nazi, llamado “La campana” que se realizó a finales de la Segunda Guerra Mundial y que es un supuesto proyecto para la creación de una máquina para viajar en el tiempo con forma de campana, de ahí su nombre. Se dice que era un proyecto ultra-secreto del que se duda de si el propio Hitler conocía de su existencia.

En aquel momento se estaban llevando a cabo proyectos por parte de científicos e ingenieros de armas de gran envergadura, las llamadas Wundergraffe (armas maravillosas), y es que una máquina que pudiera viajar en el tiempo les permitiría cambiar el transcurso de la guerra para entonces ganarla.

“La campana” se encontraba en una base ultrasecreta llamada Der Riese, el gigante en aleman, en una mina muy cercana a la frontera checa, es allí donde se supone que estaban construyendo esta estructura.

155554

Fuente: Google.img

Estaba compuesta por un metal muy pesado de un diamtro aproximado de 2,7 metros y una altura de 3,7. este aparato funcionaba con un sistema que podia anula la gravedad y que se encontraba bajo la supervision del general, ingeniero y cientifico de las SS, Hans Kammler.

Su funcionamiento dependía de dos cilindros que rotaban de manera contraria entre si que se llenaban con una sustancia llamada Xerum 525, que provocaba al ser activada una radiación violeta que parecía tener efectos fatales en humanos y animales en un radio aproximado de 200 metros, como describe Witkowski en su libro, llegando a congelar la sangre de estos, incluso algunos de los científicos que trabajaron en este proyecto, dirigidos por el físico Walther Gerlach, murieron de cáncer mientras trabajaban en él.

Pero Los planos reales desaparecieron cuando los aliados descubrieron Der Riese, y lo destruyeron. Los datos de los que dispone Witkowski son los que le proporciona un militar de los cueles solo se le permitió tomar notas, pero no existen pruebas tangibles de su existencia.

Por otra parte también se encuentra la estructura denominada El Henge, que pudo haber sido la plataforma para la experimentación de propulsión gravitatoria d e”La campana” pero los mas escépticos pensaban que podía tratarse de una torre de enfriamiento industrial.

maxresdefault

Fuente: http://www.druhasvetovavalka.cz

Igor Witkowski es un periodista polaco que publicó “Prawda o Wundergraffe” que habla de este tema, tuvo un gran éxito, pero Nick Cook escribió su propio libro para criticar el de Witkowski “The trith about the Wundergraffe”.

EL OVNI DE KECKSBURG:

En diciembre de 1965 en el estado de Pensilvania, EE.UU, concretamente en una localidad llamada Kecksburg,impacto un Objeto Volador No Identificado. A este suceso se le denomino “El caso Kecksburg”.

Los testigos del suceso describieron el artefacto como un objeto de metal con inscripciones nazis y forma de campa, también afirman que las autoridades y fuerzas militares se la llevaron inmediatamente de allí.

Estos datos nos llevan a pensar que el OVNI de Kecksburg, está relacionado con “La campa” nazi. Algunas teorías afirman que el artefacto y su tripulante Hans Kammler, desaparecido al final de la guerra, se encuentran en manos del gobierno estadounidense.